Asegura tu coche por días.

Detalles de la instalación de un Kit de GLP


En una conversión a GLP, se añade un circuito adicional de combustible para que el coche, de gasolina, pueda emplear un combustible o el otro según convenga. Normalmente, claro, nos interesará usar el GLP porque es mucho más barato, pero la posibilidad de usar gasolina permanece.

Esquema del circuito de gas



El reductor-vaporizador


Reductor-vaporizador

En el depósito, más o menos como en una bombona de butano, el gas se almacena a presión y en estado líquido. Por eso se llama gas licuado del petróleo. Los coches de gasolina inyectan a la cámara de combustión una mezcla de gasolina vaporizada y aire a presión ambiental. El gas licuado, tal como sale del depósito, no se puede vaporizar en los inyectores de la misma forma que la gasolina, así que hace falta adaptar la presión del gas que viene del depósito a la del exterior, y vaporizar la mezcla. De eso se ocupa el reductor-vaporizador. 

Además, el reductor incorpora una electroválvula de corte que cierra el circuito de gas cuando se para el motor y cuando se selecciona manualmente pasar a consumo de gasolina.

Inyectores

Como el GLP no se comporta de la misma manera que la gasolina, es necesario añadir inyectores para el GLP al motor. Los inyectores de GLP conviven con los de gasolina; se activan unos u otros según el combustible que se quiera utilizar.

Inyectores de GLP

Centralita

Igual que cuando se consume gasolina, la centralita de GLP se encarga de recoger datos de los sensores de presión y temperatura del gas, y del estado del motor, y determina la mezcla y los tiempos en que ha de inyectarse a la cámara de combustión. La centralita de fábrica convive con la que se instala para gestionar el GLP, no se sustituye.


Centralita


Elementos de control y transporte

Para que el GLP llegue hasta el motor desde el depósito, hace falta instalar una tubería que lo transporte. Y como el vehículo puede funcionar con gasolina o con GLP, se incorpora un conmutadoren el salpicadero para seleccionar el combustible.

Conmutador en el salpicadero

El depósito adicional de gas
El depósito de gas suele ser toroidal (con forma de anillo, como una rueda) y se coloca en sustitución de la rueda de repuesto. Si hubiera un pinchazo, se puede emplear un kit antipinchazos para seguir circulando, y a cambio se mantiene la capacidad del maletero.

Depósito dentro del maletero, en sustitución de la rueda de repuesto

Para los coches que llevan la rueda en el exterior, se puede instalar el mismo tipo de depósito, también en sustitución de la rueda.
Depósito en los bajos, en sustitución de la rueda


Para los casos en que no existe hueco para la rueda, o si interesa tener mayor autonomía, se instalan depósitos cilíndricos. Se pierde algo de espacio en el maletero, pero se gana autonomía porque su capacidad es mayor.
Depósito cilíndrico en el maletero


La toma de llenado de gas
Normalmente se instala una toma de llenado al lado de la toma de gasolina ya existente. Cuando es posible, se coloca dentro de la tapa de llenado, y en ese caso no hay diferencias externas con los vehículos a gasolina.



0 comentarios:

Publicar un comentario